jueves, 30 de abril de 2009

Otra tragedia en la familia de yiye Avila









Otra tragedia en la familia de Yiye Ávila
Hija del predicador muere en un accidente de tránsito en Venezuela


Noemí Ávila Talavera era evangelista, al igual que su padre, Yiye Ávila (a la izquierda).
Por / peludencia.blogspot.com
La tragedia vuelve a tocar el seno del hogar del evangelista internacional Yiye Ávila, tras la muerte repentina de la segunda hija del predicador en un accidente de tránsito el pasado martes en Venezuela.
Noemí Ávila Talavera, de 56 años, se encontraba en el país venezolano supervisando su obra misionera “Sed Llenos del Espíritu Santo”, fundada hace 20 años, cuando perdió el control del vehículo mientras manejaba de Maturín hacia Anaco y se volcó en la carretera.
Hace 20 años, en enero de 1989, la hermana mayor de Noemí -Carmen Ilia Ávila- fue asesinada por su esposo. A Yiye Ávila sólo le sobrevive su hija menor Doris Ávila.
“Nos informaron que el accidente fue al mediodía de ayer (martes). Ella iba guiando una camioneta, perdió el control del volante y se volcó. Aunque andaba con otras personas, ella fue la única que pereció”, indicó Tommy Figueroa, portavoz del Ministerio Cristo Viene en Camuy, que dirige el evangelista internacional de 83 años y quien el pasado diciembre sufrió un derrame cerebral.



La familia confirmó que al lado del cuerpo de Noemí se encontró también muerta su mascota, una perrita poodle llamada Kendy, que la acompañaba en su viaje por Venezuela.
“Su hermana, su esposo e hijos están gestionando el traslado de su cuerpo, pero hay muchos papeles que llenar primero y se está buscando la forma de aligerar el proceso”, dijo Figueroa.
A la pastora y evangelista, quien tenía pautado salir del suelo venezolano para realizar una campaña evangelística por Perú y luego en Ecuador, le sobreviven su esposo Miguel Sánchez Arosteguí y sus tres hijos Miguel Sánchez Ávila, de 27 años; Sulabel Nicole de 26 y Sunaholy Shekina de 24.
“Ha sido un golpe duro para él (Yiye) y para nosotros como equipo. Ayer se le dio la noticia y la asimiló con mucha tristeza, pero entendió que tiene que esperar por la fortaleza del Señor para él, su esposa Carmen Talavera, para sus nietos y para toda su familia”, expresó Figueroa.
El portavoz del Ministerio Cristo Viene realizó un llamado a todo el pueblo a orar por toda la familia, para que Dios la fortalezca en este momento tan duro y triste por el que atraviesan.
Según el portal, Amen-Amen.net, la hija de Yiye Ávila viajaba por el sector El Bajo de La Leona, carretera nacional La Ceiba-Urica en el municipio de Freites en Venezuela, con su amiga Yanetcy Estílita Martínez, de 26 años, cuando perdió el control de la guagua Mitsubishi Prado.
“Se presume que pisó la orilla de la angosta carretera y perdió el control de su unidad. Con las volteretas quedó varada al otro lado del eje vial, a escasos 50 metros de la vía”, lee el reportaje cibernético.
El cadáver de Noemí fue enviado a la morgue del Hospital Luis Razetti en Barcelona, mientras Yanetcy Martínez fue enviada al Hospital Manuel Núñez Tovar de Maturín en condición estable, aunque con heridas serias en una pierna.
“Oren por mi familia”
Para el hijo mayor de Noemí, Miguel Sánchez Ávila, quien también es evangelista y tiene un programa en el canal de su abuelo la Cadena del Milagro, la partida repentina de su madre ha sido un duro golpe que solo se atraviesa con el consuelo de Dios.
“La pérdida no fue solamente para Yiye Ávila, sino para todos nosotros, sus hijos, para su hermana Doris Mirna, para mi abuela Yeya y para toda la gente que la amaba. Les pido a todos que oren por mi familia”, expresó el primogénito de Noemí.
Mientras, Sunaholy Shekina, hija menor de la predicadora, indicó que su madre siempre amó a Venezuela, dio su corazón allá al casarse con su papá venezolano y fue allá donde murió.
“Siempre estuvo para servir a Venezuela y dedicó su vida al servicio de los demás. Mi hermana y yo nacimos allá. Yanetcy siempre estaba con ella y era quien la asistía en todo momento cuando viajaba por Venezuela. Nosotros logramos hablar con ella y nos dijo que está estable”, dijo Sunaholy.
Ambos hijos mencionaron que saldrán este domingo para Venezuela y esperan llegar a Puerto Rico con el cuerpo de su madre el próximo miércoles, donde le darán cristiana sepultura.